A través del Método Feldenkrais es posible mejorar tu movimiento. Pero, ¿qué es el movimiento? ¿para qué es importante mejorarlo? “La vida es movimiento”. Para movernos necesitamos nuestro sistema completo: huesos, articulaciones, musculatura, sistema nervioso, pensamiento, emoción, sentimiento, imaginación, creatividad, son algunos de los componentes. Un contexto por el cual desplazarnos: el mundo. Somos sistemas dentro de sistemas. Necesitamos estar de pie y andar en un mundo con gravedad. Aprendemos patrones de acción a edades muy tempranas, podemos conocer cómo nos movemos y encontrar nuevos recursos. En general, el paso de los años y los acaeceres de la vida, nos hacen perder movilidad o fluidez, es interesante volver a mirar estos patrones y encontrar nuevas formas. Recrearlas u organizarlas de manera más eficiente.

  •  Mejora tu postura, tu respiración, tu flexibilidad, tu eficiencia en el movimiento.

  • Te puedes sentir “más liviano” y con mayor vitalidad.

  • Consigue un tono muscular adecuado para cada acción.

  • Elimina la tensión muscular y los esfuerzos innecesarios.

  • Puedes salir de la quietud, del bloqueo, entrar en acción.

  • Alivia y previene dolores.

  • Logra una rehabilitación global e integral luego de lesiones, operaciones o traumas.

  • Encuentra facilidad en tu estar de pie y moverte, pierde el miedo a la caída, aprende a levantarte.

  • Recupera tu fluidez. Vuelve al juego.

  • Recupera algunos de aquellos movimientos o actividades que “hace mucho que no haces”. 

Cuando es más fácil estar de pie, nuestro sistema nervioso o soma está disponible para lo que sea necesario. Un ejemplo: si estoy de pie con mi peso hacia adelante, mi cerebro estará en “alerta” con una sensación de caída. El sistema nervioso estará, en su mayor parte “atento” a esa posibilidad. ¿cómo afecta esto? De muchas formas, un aumento de tono en la musculatura, una respiración diferente, partes de nuestro sistema fijos o tensos, los ojos, las manos, puede que las costillas... A veces, imperceptible a la mayoría de los observadores. El resultado puede ser ansiedad, caída, cansancio, respiración corta, lengua apretada, etc, etc…

 

  • Es una Reeducación Neuromotora.

  • Crea nuevas conexiones neuronales, estimulando el sistema nervioso y su capacidad para seguir aprendiendo.

  • Previene el envejecimiento y estimula la curiosidad.

  • Revitaliza la capacidad de juego.

  • Abre puertas a nuevas posibilidades para desarrollar tu potencial a través de tu autoimagen.

  • A medida que “mejoras el movimiento” mejora todo.

 

 Para mí es un proceso de acercamiento a mi misma. Me ofrece la posibilidad de elegir, de buscar nuevas soluciones. De hacer de lo cotidiano un aprendizaje y para no aburrirme. Lejos de las etiquetas y de lo que es correcto. La utilidad del error, no solo en las palabras. Con el Método Feldenkrais encontré el regalo de ser yo. De recrearme. Utilizando la percepción como herramienta de aprendizaje y la orientación de la atención. Encuentro confianza, seguridad y fuerza. Honestidad. Dignidad. Esta es mi experiencia, algunas pinceladas… lo bonito es que es tan libre que cada uno puede, y debe, escribir “su propio libro”.

​© 2018 by Adriana Sidicaro

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now