Si buscas aprender a cantar es porque crees que algo no está funcionando bien para ti. Quieres saber qué es y mejorarlo. Hay pequeños cambios que llevan a grandes logros. ¿Has pensado alguna vez en que el problema con tu voz pueda ser algo tan lejano como una contracción innecesaria en los dedos de tu pie? ¿Conoces realmente cómo inspiras? ¿Sabes cómo comienza tu sonido y dónde? ¿Te gustaría llegar a determinadas alturas y no sabes cómo hacerlo? ¿Quieres saber qué haces para que tu voz este velada o sientas fatiga vocal? ¿Es fácil para ti sostener tu cabeza? ¿Sientes las costillas poco flexibles? ¿Has pensado alguna vez que la orientación de tu mirada incide en tu canto? ¿Sabes cómo funcionas tú, tu instrumento?

 

La Educación Funcional del Cantante contempla tu forma de cantar como una globalidad. El sistema fonatorio está incluido en tu sistema corporal completo. Nuestra voz está íntimamente vinculada a nuestro sistema nervioso, a nuestro sistema músculo esquelético, nuestra historia, temperamento, carácter, lo que esperamos de nosotros mismos y lo que somos. Nuestra autoimagen. “Cómo imaginas, cantas. Cómo piensas, cantas. Cómo respiras, cantas. Cómo te mueves, sientes, percibes… cantas”.

 

Desarrolla lo que tienes en tu imaginación y sueños en relación a tu voz. Amplía tu tesitura, mejora tu respiración, tu acción, consigue tu sonido, color, emoción, comunicación. Sin sobreesfuerzos, sin movimientos contradictorios. Canta con facilidad, placer, diversión y curiosidad. La forma más inteligente de cantar es aquella que te respeta en todo momento y que es sostenible en el tiempo.

​© 2018 by Adriana Sidicaro

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now